Comunicación Política 2.0 práctica

Entre el 10 y el 18 de diciembre la Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón desarrolló un interesante curso sobre Comunicación Política 2.0 práctica. Campañas y herramientas, impartido en la sede del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset de Madrid. El interés por las nuevas tecnologías y la aplicación de las herramientas web 2.0 a la hora de crear una campaña política ponen de manifiesto la importancia creciente que está adquiriendo la Red en el campo de la comunicación política.

El programa del curso en Comunicación Política 2.0 práctica se diseñó con el fin de llegar a comprender estos nuevos canales y ser capaz de promover y analizar una campaña en la Red. Los asistentes pudieron adquirir los conocimientos y competencias a nivel básico para realizar tareas de comunicación política en la web 2.0. Conocimiento y manejo óptimo de herramientas 2.0, definición de la imagen del candidato político, construcción y difusión de una identidad 2.0, diseño y puesta en marcha de campañas políticas online, estrategias y elección de canales en Internet, y movilización y activismo en la Red.

El curso se dirigía fundamentalmente a profesionales de la comunicación interesados en las nuevas tecnologías y la comunicación 2.0; concejales, miembros de agrupaciones políticas y cargos públicos; profesionales, docentes e investigadores interesados en desarrollarse como asesores y consultores de comunicación política en entidades del gobierno central, gobiernos regionales o locales; Autoridades políticas con intenciones de desarrollar conocimientos y habilidades para comunicar adecuadamente sus propuestas en Internet; asesores en marketing electoral de líderes o movimientos políticos; y estudiantes con inquietudes en la comunicación y en las redes sociales en Internet.

El cuerpo docente del curso en Comunicación Política 2.0 Práctica. Campañas y Herramientas estuvo formado por profesionales acreditados en distintas áreas de la comunicación política y las redes sociales en Internet, que aportaron sus conocimientos y experiencias.

Formando parte del cuerpo docente, Antoni Gutiérrez-Rubí. Asesor de comunicación y director de la empresa Ideograma especializada en comunicación pública y social. Autor de 32 Tendencias de cambio 2010-2020 y Micropolítica Ideas para cambiar la comunicación política entre otros. Imparte clases como especialista en Comunicación en la Universidad Pontificia de Comillas, Universidad Complutense de Madrid, Universitat Pompeu Fabra e Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset.

Video realizado por Antoni Gutiérrez-Rubí, sobre la revolución que supone para la política el auge de las tecnologías móviles y las redes sociales.

Vía ortegaygasset.edu

1 comentario

Israel y Palestina

“Gaza espera a oscuras más terror de Israel”

La información y la comunicación tienen un papel fundamental en este conflicto internacional. No dejo de preguntarme por qué es tan descarado el posicionamiento de los medios de comunicación en el conflicto; por qué sólo nos llega una información que justifica ese posicionamiento y se omite otra parte de la información; por qué se condena a un pueblo entero, a una nación, cuando los civiles únicamente son víctimas, pisen el suelo que pisen. No entiendo por qué los medios de comunicaciones, los países, las personas, se creen con derecho a juzgar quién es mejor y quién es peor en un conflicto bélico en el que sólo hay víctimas y una aparente falta de piedad y razocinio por ambas partes del conflicto.

No es justo que los medios de comunicación posicionen como han posicionado a todo un país en contra de una nación que es igual de culpable que la contraria. No es justo. Su tarea, su función, es la información objetiva. ¿Qué intereses hay ocultos en este conflicto para que se actúe de esta manera? ¿Quién es más cruel, entonces, los israelís por atacar a un pueblo que también les ataca o los países occidentales con sus medios de comunicación que condenan a una nación por unos intereses ocultos? Nada de esto es justo. Las únicas víctimas son y somos siempre los civiles.

No te dejes manipular por los medios de comunicación: infórmate.

“Una menor israelí herida por un cochete palestino”

“Israel presenta una demanda ante la ONU por los tiros de cohetes desde Gaza”

“Conflicto entre Israel y Palestina: cuatro muertos un día antes de sentarse a negociar”

Deja un comentario

Increíble, pero cierto

Simpatizantes de los partidos políticos de La Unión (Murcia) llenaron ayer los buzones de los ciudadanos con panfletos donde descalifican a sus rivales. Parece una práctica del siglo pasado, pero sí, la están realizando en 2010.

Por lo visto llevan 8 años realizando esta lucha panfletaria, y esto solo puede explicarse por las disputas entre los dirigentes políticos locales: el Partido Popular e Izquierda Unida por un lado, el Partido Socialista Obrero Español por el otro.  Además, llevan años enfrentándose publicamente en las sesiones plenarias con salidas de tono, provocaciones, abandonos de los escaños o advertencias de acudir a la justicia.

Aparentemente, en la era de Internet, podría considerarse los panfletos como una herramienta inútil o anticuada, pero la realidad vuelve a demostrar que nada puede darse por sentado.

Deja un comentario

La Ley Resorte, modificada

El pasado martes, 14 de diciembre, fue aprobado, en la primera discusión de la Asamblea Nacional venezolana, una nueva ley que permite controlar los mensajes transmitidos por Internet. Resulta evidente que este país es el que mayor restricciones en las libertades de información y expresión tiene en todo el continente americano.

Desde su llegada al poder en 1999, el presidente Hugo Chávez ha tenido muchas fricciones con la prensa nacional e internacional. Sin embargo, fue a partir del intento fallido de derrocamiento cuando el gobierno chavista inició una política mediática para controlar la ideología de la sociedad. En 2002 se aprobó la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (Resorte), cuyo objetivo era mantener límites a la difusión y recepción de mensajes (fue modificada en 2005).

Debido a esto, en los últimos años las críticas al sistema político venezolano disminuyeron considerablemente en la radio y la televisión locales, pero se trasladaron a Internet debido a su poder para conectar a millones de personas, quienes comparten la información. Para contrarrestar las campañas en su contra, Hugo Chávez abrió el pasado abril su primera cuenta en Twitter y su blog personal para difundir su ideología a sus seguidores.

La reforma a la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión ahora abarca también a Internet y a todos aquellos mensajes que puedan ser difundidos por cualquiera de sus herramientas comunicativas (blogs, redes sociales, wikis, etc.). En el nuevo texto legislativo se establece que serán los dueños de los portales y los proveedores de internet, los responsables de los contenidos que puedan afectar los intereses del Estado. También establece que violarán la ley quienes transmitan a través de internet datos, mensajes, documentos o información que:

  • Inciten o promuevan el odio y la intolerancia por razones religiosas, políticas, por diferencia de género, por racismo o xenofobia.
  • Inciten o promuevan y/o hagan apología al delito.
  • Constituyan propaganda de guerra.
  • Fomenten zozobra en la ciudadanía o alteren el orden público.
  • Desconozcan a las autoridades legítimamente constituidas.
  • Induzcan al homicidio.
  • Inciten o promuevan el incumplimiento del ordenamiento jurídico vigente.

El jueves, Chávez defendió en la cadena nacional de televisión su intento de controlar la red: “es necesario un instrumento legal para proteger a los venezolanos de mensajes que puedan incitar o promover el odio, entre otras conductas nocivas”. A las intenciones de controlar internet se suma la aprobación, el viernes 17 de diciembre, de la llamada “Ley Habilitante”, avalada por la mayoría de los representantes populares, que otorga  el poder a Chávez para promulgar leyes sin consulta alguna.

Igual que en Venezuela, algunos gobiernos se han dedicado a crear instrumentos para eliminar las libertades informativas de los medios tradicionales, pero hoy en día las políticas públicas de control se orientan hacia un nuevo enemigo: Internet. Los Estados con férrea supervisión de los derechos de expresión ven a las nuevas tecnologías de la información como un verdadero peligro para el mantenimiento del sistema establecido y de la hegemonía ideológica.

Desde el 15 de diciembre a través de Twitter con la etiqueta de #SOSInternetVE se registra una ciberprotesta de miles de internautas que condenan las nuevas medidas del gobierno de Venezuela.

Si tienes Twitter, twittea #SOSInternetVE si no estás de acuerdo con esta medida de censura.

1 comentario

V de Vendetta

Tras la detención la semana pasada en Londres de Julian Assange, se multiplicaron los ataques a las páginas web de empresas o instituciones que de alguna forma están poniendo en apuros a Wikileaks. Varias ciberguerrillas se encargaron de bloquear sitios web de empresas como MasterCard, PayPal o Visa.

Un grupo de hackers denominado “Operation Payback” reivindicó el ataque informático contra las webs de un banco de Suiza, el PostFinance, que congeló las cuentas del fundador de Wikileaks, y contra la web de sistemas de pago PayPal, por no continuar gestionando las donaciones a esta organización.

Poco después le llegaría el turno a la página de Mastercard, que también retiró su apoyo a Wikileaks. Un ataque llevado a cabo esta vez por el grupo “Anonymous”. Así lo publicaron en su cuenta de Twitter “Estamos contentos de anunciar que la web de Mastercard se ha caído”. Estos ciberguerrilleros fueron responsables entre otros de hackear la web oficial de la SGAE en España.

En el ataque de “Anonymous” sobre MasterCard se provocó un fallo de DNS (Domain Name System) que es el mecanismo que se encarga de hacer que una dirección web como http://www.google.es por ejemplo, sea comprensible para los ordenadores (transformándola en números), convirtiéndolas en direcciones IP, que permiten a los usuarios conectarse a las páginas.

Un portavoz de “Anonymous” identificado como “coldblood” explicó a la BBC que “todas las webs que se habían rendido ante las presiones del Gobierno se habían convertido en objetivos” de esta organización. También destacó que siempre han demostrado tener una posición muy fuerte en contra de la censura y estar a favor de la libertad de expresión en Internet.

Sin embargo, en otras ocasiones su sistema de ataque ha sido el denominado DDoS (ataque distribuido de denegación de servicio), es radicalmente simple de poner en marcha y extremadamente complicado de detener. Los componentes de “Anonymous” se coordinan, fijando una fecha y hora determinadas para entrar en el sitio web seleccionado, así consiguen “colgar” el sitio, el servidor atacado recibe tantas peticiones al mismo tiempo que no puede atenderlas y queda saturado.

“Anonymous” es un grupo nada homogéneo y carece de un único objetivo, sus ataques se suelen dirigir en contra de empresas y entidades que supuestamente ponen en peligro los derechos y libertades en la Red. Entre sus víctimas podemos encontrar sitios web de asociaciones discográficas, gestoras de derechos de autor y páginas con contenidos de extrema derecha.

Su ataque más sonado hasta este último en contra de MasterCard, fue el llevado a cabo en el año 2008 contra la Iglesia de la Cienciología, a la que estos ciberguerrilleros acusaban de difundir teorías pseudocientíficas. Después del ataque varios activistas de “Anonymous” visitaron sedes de esta organización disfrazados con caretas del cómic “V de Vendetta”.

Estos ciberactivistas no están vinculados directamente a ningún movimiento, tampoco poseen una web concreta. Un grupo que se coordina a través de páginas y foros de Internet para iniciar sus protestas. Por eso sus acciones son tan difíciles de prever y mucho más de detener. Vendetta!

Vía Público.es

Deja un comentario